domingo, 21 de septiembre de 2008

LA ENTREVISTA



ANTOINE BARBOUR MALUFF

Nació en una región del mundo llena de cosas hermosas, territorio que por la abundancia en riquezas naturales ha sido codiciado por quienes en el afán de hacer dinero son capaces de invadir, sin respeto por las tradiciones culturales y, sus principios de vida.

Hablando de su ciudad natal Beirut y, en medio de un clima de amable y prudente diálogo, relata con asombrosa precisión datos y fechas. Su primer arribo a Bucaramanga fue el 12 de Julio de 1960, cuando siendo estudiante en plan de vacaciones, visitó sus familiares; su padre Habib y su tío Jorge se habían establecido en la ciudad en 1895. Estudió Licenciatura en Derecho Libanés, Derecho Francés e Idiomas (Inglés, Francés, Arabe y Español), en la Universidad de San José, regentada por la comunidad Jesuita.

S.M. ¿Qué le Impresionó al llegar a Bucaramanga?
A.B.M. La tranquilidad. En esa época tenía aproximadamente ciento cincuenta mil (150.000) habitantes, el agradable trato de la gente por las calles, era necesario saludar; las personas eran amigas, en los árboles se escuchaba el cantar de las chicharras en un ambiente encantador. Ese encanto lo perdió Bucaramanga como tributo al crecimiento.

S.M. Qué hacía entonces?
A.B.M. Estudiaba, Vine a conocer la ciudad, pasé aquí el período de vacaciones y regresé.
Luego hice otros viajes hasta cuando en 1971 vine con el propósito de fundar una Empresa, entonces calculé tres meses para el proceso de instalación; pero solo en los trámites de la licencia de importación de la maquinaria se empleó año y medio; para la fabricación de la maquinaria otro año. En ese tiempo comenzó la guerra civil en el Líbano y, aquí estábamos en el periodo de puesta en marcha de la empresa. Desde entonces no he vuelto a salir de Bucaramanga.

S.M. ¿Cómo es su familia?
A.B.M. Me casé en Bucaramanga, llevo un hogar muy feliz; en el matrimonio tenemos dos encantadores, juiciosos e
inteligentes hijos, Jacqueline y Habib.
De mi familia Paterna, mi Tío Jorge fue masón. Y ahí recibo otra familia, los masones. Mi Padre Habib fue uno de los fundadores de la Serenísima Logia Renovación 1-12. Mi Tío Jorge fue uno de los gestores de la compra de los terrenos, para la sede de la carrera 16 en la época de la Resp:. Log:. Santander 53.

S.M. ¿Cómo se vincula a la Hermandad?
A.B.M. En Beirut solicité el ingreso al Dr. Wadih Barbour primo mío, uno de los fundadores de la Resp:. Log:. Fakhr El Din Nº 3 que pertenece a la jurisdicción de la Gran Logia de New York y, a otro amigo Jean Mackdici uno de los directores de dicha Logia; allí recibí los tres grados. Ya en Bucaramanga, conocí al Q:. H:. Guillermo Chahín Hasbón, quien me presentó en calidad de visitante ante la Muy Respetable Logia Cosmos Nº 4. Era Venerable en aquella época el H:. Joaquín Casadiego.

Luego me presentaron a la Logia más antigua de Bucaramanga de la cual mi Padre fue uno de los fundadores, la Respetable Logia Renovación 1 - 12 cuyo Venerable era el Q:. H:. Heliodoro Rueda Arguello, conocedor de mi Padre y mi Tío, en la época de la Gr:. Veneratura del H:. Noel Montagut Blanco. Pedí la regularización, la cual me fue concedida con el decreto 02 de su Veneratura.

S.M. ¿Qué piensa de la política Santandereana?
A.B.M. Que quienes la dirigen debieran unirse por la razón mayor, que es Santander, sin distingos individuales, buscando el desarrollo en bien de todos y de esta Tierra.

S.M. ¿Qué piensa de la Industria en Santander ?
A.B.M. Hay gente muy emprendedora, ha faltado unirse para hacer sociedades grandes, ahora están empezando a hacerlo, están tomando las lecciones del desarrollo, de la globalización.

S.M. ¿Qué piensa de la Educación?
A.B.M. Ha mejorado mucho, se requiere subir el nivel. El profesional Colombiano es bueno a nivel nacional, pero se requieren profesionales capaces de competir a nivel mundial, que se desempeñen en cualquier parte, El Santandereano es tenaz, trabajador, con buena preparación, sobresale donde esté, tenemos muy buenas universidades, empezando por la UIS, pero no tenemos lo que llaman los Franceses, las altas escuelas, (Hautes Ecoles) no las hay en Colombia. Como a Bucaramanga se le quiere proyectar como ciudad Universitaria, hacen falta instituciones de muy alto nivel, a las que para ingresar se exigen niveles de postgrado, el manejo de varios idiomas diferente a la lengua materna como L´Ecole Aut. Etudes Comercial de Paris, o su homóloga Holandesa que son las escuelas de más alto nivel en estudios económicos de Europa. O la escuela cuyo decreto de creación firmó Napoleón en la víspera de la batalla de Austerlits, la Haute Ecole Politecnique de France, donde para ingresar se requiere el nivel de doctor en las carreras de Ingeniería. Eso hace falta aquí si se quiere competir en la educación.

S.M. ¿De La Economía Santandereana?
A.B.M. Hoy se depende menos de la agricultura; la industria está tomando
mayor peso, se están exportando manufacturas.

S.M. ¿Cómo ve a su lugar natal Hoy?
A.B.M. En la Universidad un profesor de origen Armenio, quien por causa de la invasión Turca tuvo que emigrar de su tierra natal decía: ”Pobres los países pequeños en los grandes caminos del mundo”. Como el Líbano es la entrada al medio Oriente, las potencias del mundo ambicionan tener allí una influencia preponderante para controlar sus territorios, no por amor a la naturaleza, sino por sus riquezas y su posición estratégica, por eso financian guerras bajo lemas religiosos. Explotados por los países vecinos y otras corrientes occidentales, se valen de conceptos camuflados para usurpar las riquezas. Supieron cómo empezar, pero no, como terminar; cada vez que quieren hacerlo, aparecen nuevos intereses.

ANTOINE BARBOUR MALUFF
Past:. Gr:. Maest:.
ahbarbour@gmail.com



Es la intención de la Gran Logia de los Andes, poder presentar en esta sección la vida y obra de los QQ:.HH:. sus realizaciones personales y su sentir.